Lo que hay detrás de la fast-fashion

Pensando en la relación en los bajos precios en los que podemos adquirir dichas prendas nos preguntamos ¿Qué es lo que esta en juego para lograr ofertar precios tan bajos y aun así obtener utilidades?

La respuesta es simple, estas empresas tienen que reducir sus costos de producción a lo más bajo posible y lo principal es la mano de obra, la mayoría de nuestra ropa se fabrica en países donde los derechos de los trabajadores son limitados o inexistentes.

Las empresas suelen argumentar que «para esos trabajadores, es mejor que nada», «al menos les damos un trabajo», y hasta cierto punto, tienen razón. Sin embargo, también es cierto que lo que hacen es explotar la miseria y aprovecharse de poblaciones en situación de pobreza que no tienen otra opción que la de trabajar por cualquier salario y con las condiciones de trabajo que sean. Hasta el mismo Parlamento Europeo usa el término «trabajo de esclavos» para describir las condiciones de trabajo actuales de la industria textil en Asia.  

“El fast fashion no es barato, alguien más lo está pagando y no eres tú” – C. de Maryló

Algunas de las malas acciones que realizan estas fabricas son:

  • Salarios paupérrimos
  • Sin protección y cuidados necesarios
  • Explotación infantil
  • Horarios de trabajo inhumanos
  • Pésimas condiciones laborales