¿Conoces al ámbar de Chiapas?
El ámbar no es una piedra pues más bien se trata de una gema preciosa de origen vegetal, como todas las orgánicas: perlas, corales, azabaches, entre otras.
Esta es una resina fosilizada de gran transparencia y brillo de origen vegetal convertida en una hermosa joya 🤩

En Mesoamérica los únicos yacimientos conocidos se localizan en las tierras altas del norte y el centro de Chiapas. En los municipios chiapanecos de Simojovel de Allende (el más importante con el 90% de producción), Huitiupan, Totolapa, El Bosque, Pueblo Nuevo Solistahuacan, Pantheló, y San Andrés Durazanal.
El 25 de agosto del 2003 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación,la Norma Oficial Mexicana, NOM-152 SCFI-2003, la que establece las especificaciones fisicoquímicas que debe cumplir el “Ámbar de Chiapas”, durante su extracción y elaboración; además de dar sustento a la Denominación de Origen del Ámbar.

La denominación “Ámbar de Chiapas” se aplica a la piedra semipreciosa de origen vegetal, y a los productos derivados de ésta, tales como joyas, objetos de arte y religiosos, entre otros.

El ámbar tiene 8 colores: amarillo transparente, amarillo anaranjado o cognac, café, rojo, azul, verde, negro o musgo; de estos se desprende una gama de tonos que junto con el trabajo de los artesanos hacen del ámbar de Chiapas uno de los más hermosos y buscados a nivel mundial.
La creatividad de los artesanos logra hacer uso pleno de las propiedades del ámbar, con sus características físicas y colores. Las diferentes etapas del trabajo artesanal son, por lo tradicional:

  • selección de las piedras brutas
  • estudio para determinar su utilización
  • talla y corte para esbozar los modelos
  • pulido con papel de lija y pasta para brillo
  • limpieza final hecha con el cuidado más exigente
  • el engarce para montar las piedras en metal precioso (en su mayoría plata).

Y así finalmente llegan a crear maravillosas joyas, para que siempre lleves un pedacito de Chiapas en tu corazón

Visita nuestra Colección de Ámbar para apreciar el maravilloso trabajo de nuestros artesanos.